Llegó la hora de producir

Uno de los puntos más complicados en el proceso de diseño de piezas cerámicas es la etapa de producción, momento en el que tenemos claro el concepto de producto y hay que encontrar a quién nos lo produzca. Además, es necesario que esta persona o empresa gracias a su experiencia nos ayude a realizar los cambios pertinentes en el diseño, derivados de la técnica de decoración y las limitaciones de la tecnología utilizada. Y todo esto a un precio justo.

Alinear estas tres premisas, PRODUCTOR – DISEÑO – PRECIO JUSTO es tarea complicada cuando la cantidad de piezas que tu necesitas no llega al mínimo que te exige el productor, o el formato que tu planteas no existe y hay que fabricar el utillaje adecuado o el diseño debe sufrir tantas modificaciones que de lo que tu diseñaste a lo que realmente se puede producir cualquier parecido es pura ficción.

En todos estos años me he encontrado con todo tipo de situaciones. He colaborado con artesanos, técnicos especialistas, productores mayoristas, minoristas, etc. como interlocutor entre el lenguaje técnico y el lenguaje creativo y viceversa, con el fin de conseguir desarrollar productos cerámicos específicos.

Aprender de estas experiencias me ha llevado a establecer conexiones muy interesantes entre tecnología y diseño, producción y precio, cerámica y creatividad, que me han vinculado a un mundo fantástico lleno de personas que viven la cerámica y creen en el diseño.

Por todo esto, creo que una de las funciones más importantes de Cerámica a mano alzada, debía ser la de servir de acceso a estas conexiones, facilitando a arquitectos, interioristas, diseñadores o creativos en general el poder transformar sus ideas cerámicas en productos reales.

A través de Cerámica a mano alzada, he conseguido tejer una red de colaboradores apasionados por la cerámica y con toda una vida de experiencia en la producción cerámica. Artesanos especialistas en técnicas decorativas tradicionales como el pintado al agua, la cuerda seca y las trepas con ganas de actualizar la técnica al diseño actual. Productores industriales especializados en técnicas como la serigrafía o la impresión digital (ink-jet) capaces de exprimir al máximo el potencial de cada una de ellas.

Todos ellos, colaboradores capaces de ajustar los pedidos mínimos de producción al proyecto (factor importante cuando estamos hablando de cantidades pequeñas y presupuestos ajustados), abiertos a ofrecer al creativo la posibilidad de definir el formato de la pieza, seleccionar la gama cromática más adecuada para su diseño y plantear efectos superficiales acorde con el proyecto.

Y lo más importante, todos ellos trabajando bajo la misma premisa,

“Generar productos cerámicos personalizados donde la esencia del material confluya en diseños contemporáneos”.

si queréis conocer más detalles o dar vuestra opinión podéis escribir a miguel@ceramicaamanoalzada.com  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *